Bostezando

Estaba todo perfecto para que la foto saliera genial. El bebé sentado y posando, la sábana acariciando su cuerpecito y…justo en el momento del disparo de la cámara, el pequeño se pone a bostezar. Sin duda, una foto que ha salido incluso mejor que si se hubiera planeado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *