La nueva comida no sabe bien

 Suele pasar que cuando nuestros bebés prueban los nuevos alimentos, no siempre ponen las caras que nos gustaría ver. Hay que ser pacientes e ir poco a poco, pero mientras tanto nos quedamos con esta cara de, digamos, odio a la comida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *