Ojazos

 Nos están conquistando todas y cada una de las imágenes que os ofrecemos, pero bien es cierto que cuando nos encontramos con un bebé de grandes ojazos, nos quedamos embobados mirándolo. Esto es lo que no ha ocurrido con este pequeño, recién salido del baño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *